Nadie ha podido demostrar que existe alguna contradicción entre la existencia de un Dios todo amoroso y todo poderoso y la existencia de la maldad. La posibilidad de que Dios tenga una buena razón para todo, hasta el permitir la existencia de la maldad, siempre existe, aún cuando éstas sean desconocidas.

No existe contradicción alguna con tal de que sea lógicamente posible que Dios tenga una buena razón. Dios ha creado el mejor mundo posible, teniendo en cuenta su propósito principal: el de crear a seres que pudieran disfrutar de una relación personal con Él.

Loading...
SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here